Cortado a cuchillo

Nuestros envasados de jamón son cortados a cuchillo por nuestros maestros cortadores en el momento de tu pedido.

Manos expertas serán las encargadas de cortar una a una, en finas lonchas y en un tamaño adecuado para su consumo el jamón en su grado de curación adecuada.

Inmediatamente se envasan al vacío y se envían al cliente para que llegue a su mesa fresco y apetecible, como recién cortado.

Cómo diferenciar los Jamones Ibéricos

El mundo del jamón es complicado y no siempre resulta fácil diferenciar unos jamones ibéricos a otros. Para ello debemos fijarnos en las bridas de colores utilizadas en cada jamón, ya que nos ayudarán a diferenciar la raza ibérica y los porcentajes de alimentación en montaneras:

ETIQUETA BLANCA: JAMONES DE CEBO IBÉRICO

Los jamones de Cebo Ibéricos proceden de cerdos ibéricos alimentados en régimen de intensivo a base de piensos elaborados con cereales y leguminosas.

Raza: 50% ibérico

ETIQUETA VERDE: JAMONES CEBO DE CAMPO IBÉRICOS

Los jamones Cebo de Campo Ibéricos, al igual que el anterior, proceden de cerdos ibéricos, con la diferencia de que en este caso han sido alimentados en extensivo en dehesas. Por tanto acompañan su alimentación con pastos naturales y su carne se ve favorecida por el trabajo que realizan en libertad.

Raza: 50% ibérico

ETIQUETA ROJA: JAMONES DE BELLOTA <100% IBÉRICOS

Los jamones de Bellota Ibéricos identifican a los jamones de raza ibérica sin llegar a ser cerdos 100% ibéricos. Su alimentación es a base de bellota y pastos en la época de montanera.

Raza: <100% ibérico

ETIQUETA NEGRA: JAMONES DE BELLOTA 100% IBÉRICOS

Los jamones de Bellota 100% Ibéricos se corresponden con la gama más alta de los jamones ibéricos. Son cerdos de raza pura ibérica alimentados en las dehesas a base de bellotas y pastos. Según normativa, estos jamones son los únicos que se pueden denominar jamones pata negra.

Raza: 100% ibérico puro (Pata Negra)

Denominaciones de Origen Protegidas (D.O.P.)

Las denominaciones de origen están protegidas legalmente por el Reglamento Europeo (CE) nº 510/2006 del Consejo de la Unión Europea. Actualmente existen las siguientes denominaciones de jamones ibéricos en la península ibérica española:

JAMÓN IBÉRICO D.O.P. JABUGO

Son jamones elaborados en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en los pueblos de Cumbres Mayores, Cortegana, Jabugo, Encinasola, Galaroza, etc.

JAMÓN IBÉRICO D.O.P. LOS PEDROCHES

Jamones de la provincia de Córdoba con unas características muy definidas: forma exterior alargada, estilizada, perfilada mediante el llamado corte en “V”. Conservan la pata y la pezuña para facilitar su identificación. Color característico del rosa al rojo púrpura y aspecto al corte con grasa infiltrada en la masa muscular.

JAMÓN IBÉRICO D.O.P. JAMÓN DE GUIJUELO

Desde el siglo XVI los cerdos característicos de esta denominación se crían en las estribaciones de las sierras de Gredos y Béjar, dentro de las comunidades autónomas de Castilla y León, Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha. La zona de elaboración amparada está constituida por 77 municipios del sureste de la provincia de Salamanca, siendo la localidad cabecera la propia Guijuelo.​ El 60 % de la producción española de jamón ibérico pertenece a la D.O. Jamón de Guijuelo.

JAMÓN IBÉRICO D.O.P. DEHESA DE EXTREMADURA

La zona de producción se sitúa en las dehesas de alcornoques y encinas de Cáceres y Badajoz. Del total de superficie de dehesa de la península, Extremadura cuenta con cerca del millón de hectáreas. En mayo de 1990, se aprobó el reglamento de la Denominación de Origen Dehesa de Extremadura, siendo ratificado por el Ministerio de Agricultura en el Boletín Oficial del Estado de 2 de julio de 1990.

Partes del jamón y sus singulares sabores

En el jamón son visibles varias partes diferenciadas que además tienen sabores muy singulares:

MAZA

Es la parte central de la pieza, la más rica y jugosa y aquella que contiene más cantidad de magro. El paladar identificará en ella el sabor de la almendra, con el brillo característico aportado por la grasa infiltrada entre esta carne de asombroso aroma.

CONTRAMAZA O BABILLA

Opuesta a la maza, es la zona del jamón ibérico más estrecha y curada, donde la proporción de grasa es mucho menor. Si no sabes por dónde empezar a cortar un jamón, hazlo por la contramaza. No solo degustarás esas notas afrutadas en la carne, sino que conseguirás que no se reseque demasiado aprovechando al máximo este manjar.

CODILLO

Situado entre la caña y la maza, estás ante una de las zonas más fibrosas del jamón. Habitualmente se emplea para extraer tacos y emplearlos en caldos. Su sabor es especialmente intenso con un punto picante delicioso.

CAÑA O JARRETE

Si eres amante de los sabores intensos, prueba el jamón ibérico procedente de esta zona. Esta parte está cercana a la pezuña y, como sucede en el caso del codillo, suele emplearse para taquitos.

CADERA O PUNTA

Aquí se concentra el sabor más intenso del jamón serrano, con la cantidad de grasa ideal y la carne con la curación adecuada. Allí se produce la concentración de sabores y aceites naturales de la pieza, influyendo en el aroma definitivo de la pieza. Pruébalo y notarás un cierto picor en el interior de la garganta y un gusto potente.